martes, 27 de junio de 2017

EL QUE IMPRIME LOS DOLARES MANDA LA ECONOMIA

Las dificultades de China y Rusia para desbancar al dólar

El acuerdo para realizar el intercambio comercial en monedas nacionales se firmó en 2014, antes del inicio de la crisis geopolítica y de la depreciación del rublo. La idea de dejar atrás el dólar en las relaciones comerciales es positiva pero hasta el momento no ha servido para impulsar las inversiones mutuas.

Putin
Fuente: Sergey Guneev/RIA Novosti
Tras el inicio de la crisis en Ucrania en 2014 y la primera ronda de sanciones, una de las mayores esperanzas del acercamiento chino-ruso fue el intercambio de divisas entre el Banco Central de Rusia y el Banco Popular de China. Moscú y Pekín establecieron un acuerdo de casi 24.500 millones de dólares para impulsar el comercio bilateral y asegurar una cooperación de inversiones mutua. El acuerdo caduca en 2017, ya que se firmó para tres años. No ha conseguido el éxito que se esperaba.
El acuerdo de intercambio de divisas entra en los esfuerzos de Pekín por internacionalizar el yuan. En total China ha firmado 32 acuerdos de este tipo desde 2009. Un acuerdo como este tipo parecía una idea lógica y útil para desarrollar el comercio bilateral. Además el valor del acuerdo era comparativamente alto: 150.000 millones de yuanes. Pekín solo había firmado acuerdos más altos con sus mayores socios comerciales y con socios inversores: de 350.000 millones de yuanes con la UE, de 400.000 millones con Hong Kong, y con Corea del Sur, 350.000 millones.
En 2014, cuando se firmó el acuerdo, las perspectivas del comercio bilateral eran bastante buenas. Moscú y Pekín esperaban doblar entre 2015 y 2020 el comercio bilateral, que entonces ascendía a 100.000 millones de dólares. Sin embargo no lo ha conseguido debido a la depreciación del rublo. Según las estadísticas chinas, el comercio bilateral alcanzó en 2014 los 88.400 millones de dólares y cayó casi un 30%, hasta los 63.600 millones en 2015. En 2016 hubo un ligero aumento hasta los 69.500 millones.
A pesar de estas decepcionantes estadísticas, según Vladímir Putin, desde que se firmó el acuerdo han aumentado los pagos en monedas nacionales entre Rusia y China. Aunque los pagos se realizan sobre todo en yuanes, y el rublo se utiliza solo en el 3% de las transacciones mutuas.

La volatilidad del rublo y el comercio desproporcionado

Es importante señalar que esa reciente declaración de Putin es unas de las pocas fuentes de información sobre los pagos en monedas nacionales entre Rusia y China. “No está claro cuántas compañías han utilizado el mecanismo de intercambio de divisas entre ambos países. Es caro o arriesgado. Lo más probable es que se deba a la excesiva volatilidad de la moneda rusa”, explica Alexander Gabúev, director del programa de Asia-Pacífico del Centro Carnegie de Moscú.
Por su parte, Vasili Nósov, analista de Sberbank, comenta que “desafortunadamente la demanda china de bienes rusos es bastante baja. El único producto ruso en el que China está realmente interesada es el petróleo, y no hay razones para pensar en un gran aumento del suministro”. El comercio chino-ruso es bastante desproporcionado y no hay acuerdo de divisas que pueda alterar esta situación. Las exportaciones rusas al gigante asiático están claramente dominadas (60%) por los hidrocarburos y Moscú no se encuentra entre los mayores diez socios comerciales de Pekín. Además, la desequilibrada balanza comercial hace que el acuerdo de intercambio de divisas sea poco eficiente.

El yuan se lanza a conquistar el mundo

Pekín lleva años tratando de internacionalizar su moneda. A finales de 2016 tuvo lugar una gran cambio para establecer el yuan como una moneda de ámbito internacional. El FMI lo incluyó como moneda sujeta a derechos especiales de giro, convirtiéndolo en una de las divisas internacionales de reserva, junto con el dólar estadounidense, el euro, la libra esterlina y el yen japonés. Por el momento el uso del yuan para pagos internacionales es relativamente pequeño. A finales del año pasado acumulaba el 1,68% de las transacciones internacionales (el dólar de EE UU llegaba al 42,1%).
Los activos pasos de China para internacionalizar su moneda han hecho que algunos analistas declaren que Pekín trata de convertirse en una competidor de EE UU en el ámbito financiero internacional. Es muy debatible si Pekín trata de rebatir la posición del dólar como la mayor moneda de reserva del mundo. El profesor de Finanzas en la Universidad de Pekín, Michael Pettis cree que el estatus de reserva del yuan no es deseable para China ya que el país asiático no sería capaz de mantener su enorme superávit comercial ni evitar los riesgos que provocan un desempleo alto ni una alta volatilidad de la moneda.
EL

lunes, 26 de junio de 2017

EL COMUNISMO ANDALUZ SE INSPIRA EN PORTUGAL Y LATAM

El comunismo andaluz empuja a IU hacia la confluencia con Podemos

El XII Congreso del PCA aspira a “desmontar la estructura de IU como partido” para refundarse en un movimiento político y social que aglutine a toda la izquierda, como lo fue en sus orígenes.

 El coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, en un acto del PCA en Córdoba. EFE/ Rafa Alcaide
El Partido Comunista de Andalucía (PCA), que aglutina a casi la mitad de la militancia de España, celebra el próximo fin de semana su decimosegundo congreso regional en Granada con idea de preservar los mismos principios ideológicos, y renovar drásticamente el modelo de partido.
A los nuevos dirigentes de IU no les gusta la estructura actual del partido, les parece demasiado “aparatosa, sobredimensionada y poco útil”. Es una de las cosas que quiere “arreglar” este congreso, que va a servir de avanzadilla para la asamblea regional de IU Andalucía, la primera semana de octubre. “Las estructuras orgánicas, los cargos, las funciones la afiliación…todo está duplicado, y eso no es viable. Un día me pongo la camiseta del PCA y al día siguiente la de IU, y hago el doble trabajo. Con un mínimo personal político montas dos estructuras de partido”, dice Salvador Fuentes, responsable de Finanzas del PCA…y de IU. La situación llega a ser tan delirante, que Fuentes tiene dentro de la misma sede del partido dos despachos, el de Finanzas de IU, y 20 metros pasillo abajo, el de Organización del PCA. La mayoría de responsables de la coalición de izquierdas, incluso dentro de la ejecutiva, no tiene dedicación plena (dependen de otro trabajo), y si la tienen, deben compatibilizar funciones en IU y en el PCA.
Los dirigentes de ambas formaciones se pelean con algo que han llamado “síndrome de la muñeca rusa”: El PCA está dentro de IU e IU está dentro de Unidos Podemos. “Esto no tiene sentido, ¿así cómo nos van a reconocer?”. Uno de los responsables de más peso en el PCA va más allá: “Hay que superar la marca IU y plantear un movimiento más amplio, donde entren más activistas y sensibilidades”. Este discurso inquieta a muchos dentro de la coalición de izquierdas, sobre todo a los más veteranos, porque a poco que empujes con un dedo esta tesis terminas anunciando la “muerte y disolución de IU”, que es lo que los mayores le reprochan a la ejecutiva de Antonio Maíllo. Pero el coordinador regional habla más en términos de “refundación”, y apela mucho a la “audacia política”. “Son tiempos de audacia política”, dice, como si no le temblase el pulso para hacer “lo que tiene que hacer”.
El PCA es la fuerza mayoritaria dentro de IU, tiene menos visibilidad electoral, pero es consciente de su poder orgánico. “Los comunistas ejercemos más como teóricos y activistas que como políticos al uso”, dice uno de sus dirigentes. Hacen oídos sordos a quienes les tildan de anacrónicos, organizan asambleas y mesas de trabajo interminables y se rodean de los mismos iconos de la Unión Soviética (banderas y estrellas rojas). Pero llegan a este congreso con un diagnóstico muy espeso y meditado de la realidad sociopolítica española: la indignación ciudadana, la muerte del bipartidismo, la crisis de la socialdemocracia, la irrupción de Podemos, el desgaste del PSOE, la volatilidad de IU y, detrás de todo, el riesgo de tropezar de nuevo en la fragmentación de la izquierdas. “Lo que va dirimir el XII congreso del Partido Comunista de Andalucía es el desmontaje de la estructura de IU tal y como la conocemos, y su posterior reconversión en un movimiento político y social”. ¿Y eso qué demonios significa?
Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, en una imagen de archivo. EP
Izquierda Unida convocatoria por Andalucía nació en 1986 como un movimiento político y social, pilotado por Julio Anguita, que aglutinó muchas y muy diversas sensibilidades que salieron a la calle a protestar contra la entrada de España en la OTAN y el tratado europeo de Maastricht. “IU nació con la naturaleza que hoy tiene Unidos Podemos, como una mezcla de partidos y colectivos sociales, pero en el camino se convirtió en una formación política clásica. Nos perdimos”.
Lo que ocurrió en el camino es que IU creció, se hizo reconocible en la calle, entró en las instituciones -ayuntamientos, diputaciones, Junta, Congreso, Senado- y empezó a comportarse casi inercialmente como un partido clásico, vertical y sectorializado. Ahora sus nuevos dirigentes, ante una coyuntura política marcada irremisiblemente por el impacto de Podemos en el arco de la izquierda, dan por “agotado” el ciclo de vida de IU como partido. “IU está agotada”, dice uno de los aspirantes a liderar el PCA, “confundimos los objetivos con la estrategia. El fin no era ganar elecciones para cambiar la vida de la gente. El fin era cambiar la vida de la gente”.
Maíllo no va por libre. Las corrientes que se encontrarán en el congreso del PCA están debatiendo su futuro en estos términos. IU es ahora una marca reconocible, gobierna en 80 ayuntamientos andaluces, ha formado parte de un Ejecutivo de coalición con el PSOE que aprobó leyes sociales tan importantes como la ley antidesahucios o la ley andaluza de la Memoria Histórica.

Duplicidad de funciones

¿No temen sepultar una marca consolidada? “Las revoluciones sociales no las hacen las marcas, sino las clases sociales. La trayectoria histórica de IU es importante, pero si ahora no sirve como instrumento para mejorar la sociedad, hay que cambiar de herramienta y de estrategia”, advierte otro dirigente comunista. Y en el trasfondo de este discurso, se intuye la presencia omnímoda de Podemos, actor esencial en el futuro bloque de izquierdas que aspiran a crear. “Lo que salga de aquí se puede seguir llamando IU o se puede llamar de otra forma: Marea andaluza, Unidos Podemos, eso es lo de menos”, explica un miembro de la actual dirección del PCA.
Los comunistas ocupan poco espacio de la esfera pública, no porque sean pocos -en Andalucía son 4.000 afiliados, casi la mitad de todo el PCE- sino porque la mayoría no ejerce como tales. “¿Por qué cuando hablas de IU dices los comunistas? No todos en IU somos comunistas”, se quejaba hace poco un miembro de la coalición de izquierda a un periodista. En efecto, IU tiene unos 7.000 militantes, y 4.000 mantienen esa doble afiliación con el PCA. El 75% de los militantes son hombres, y el 25% mujeres, de modo que es una de las organizaciones políticas más masculinizadas del país.
 Antonio Maíllo, junto a Alberto Garzón, durante un mitin en Málaga. EFE/Jorge Zapata
También es de las más longevas: el 60% de la afiliación está por encima de los 50 años, el 40% restante está en la franja de los 30 a los 50 años. Las Juventudes Comunistas, que es un organismo autónomo al margen del PCA, aglutina a los militantes de entre 14 y 30 años, y son algo más de 100, según datos aportados por la dirección. El pasado 15 de junio se produjo la última baja en el partido (el 95% suelen ser por impago de cuotas), y en el momento de escribir este artículo se afiliaron dos más por internet.
La duplicidad de estructuras en IU y el PCA es un síntoma claro de que hay que renovar el modelo de partido, porque además la coalición de izquierdas no cuenta con recursos suficientes para mantener esta estructura. “IU necesita a 200 militantes para mover el partido, de los que 150 son del PCA. Ahora todo es demasiado vertical como para organizarnos con agilidad”, dice Fuentes. El presupuesto anual de IU es de 1,2 millones de euros, la mayoría le vienen de las subvenciones al grupo parlamentario (los cargos públicos destinan el 1% de su salario al partido) y por las cuotas de afiliados (5 euros al mes en IU, mas 2 euros al mes para el PCA).
El Partido Comunista cuenta con un presupuesto de 250.000 euros al año, gran parte le viene transferido por IU y otra de las cuotas de militantes. La estructura administrativa de IU cuenta con 15 trabajadores, de los que 12 son fijos; en el PCA son cinco empleados con salarios, y uno de ellos es el secretario general. Sin embargo, todo el patrimonio del que dispone IU pertenece al PCA. Los comunistas le ceden su uso a IU, a veces se las arriendan. Unas 200 sedes en propiedad repartidas por 220 municipios andaluces. A veces hay varias en la misma ciudad, porque en total cuentan con 250 agrupaciones, y muchas coinciden en el mismo municipio. También se da el caso extraño de que la agrupación de IU en un pueblo se ha disuelto, pero sigue habiendo una sede del PCA (como en Fuerte del Rey).
Los candidatos

Los candidatos

La persona que más opciones tiene de convertirse en el nuevo secretario general del PCA es Ernesto Alba, trabajador social de profesión, voluntario de Cruz Roja, exconcejal de Conil (Cádiz), y responsable de acción política de Alberto Garzón. Además tiene en su librería un libro de reciente publicación -Diálogos para la confluencia- que presentó junto al coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, y la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez.
Ernesto Alba./Twitter
Cabe suponer que la nueva vida del PCA, en manos de Alba, pasa por conducir a los comunistas hacia un bloque político de izquierdas que trascienda a su partido y a la propia IU. Habrá que ver si también trasciende a las potentes siglas moradas de Podemos, porque una parte de la vieja guardia comunista aún recela de esa confluencia, teme que el abrazo del oso al que siempre se han resistido cuando se lo daba el PSOE, les venga ahora de un partido nuevo, escindido de IU, que según algunos amenaza con fagocitarles desde la izquierda.
Ernesto Alba tiene el apoyo de todos aquellos que están convencidos de que la confluencia entre IU y Podemos es el camino: Maíllo, Alberto Garzón y el secretario general del PCA saliente, José Manuel Mariscal. También se ha sumado a su candidatura la diputada y exconsejera del Gobierno andaluz (cuando PSOE e IU eran aliados) en la pasada legislatura, Elena Cortés, que a estado a punto de ser la primera secretaria general del Partido Comunista andaluz. Eso sí que habría sido revolucionario. Aunque finalmente Cortés dio un paso atrás para unirse al proyecto político que encabeza Alba.
Miguel Ángel Bustamante. EFE/Archivo
Así las cosas, queda un segundo candidato en discordia, el diputado de Unidos Podemos en el Congreso por Sevilla, Miguel Ángel Bustamante, que cuenta con el favor del histórico exlíder del PCA, Felipe Alcaraz. En realidad sus propuestas políticas y organizativas no difieren demasiado, visto con ojos profanos, por eso está habiendo movimientos de última hora para que unan fuerzas y concurran con una sola lista. De lo contrario, sería la primera vez que llegan dos candidatos a un congreso del PCA.

EL PP ESPAÑOL FINANCIA A LOS GRUPOS PARAMILITARES EN COLOMBIA , VENEZUELA,HONDURAS Y EL SALVADOR

La trama corrupta del Canal también financió a los paramilitares en Colombia

Agentes especiales de Colombia, durante el registro a la filial del...
Agentes especiales de Colombia, durante el registro a la filial del Canal en la localidad de Barranquilla. JUANITA VILLARREAL | 'EL HERALDO'
Un ex jefe de las Autodefensas confiesa que un directivo les pagaba a través de una filial
El Canal de Isabel II no sólo pagó las campañas de políticos colombianos, como publicó este diario y confirman los pinchazos de la operación Lezo, sino que también financió a grupos paramilitares colombianos.
Todo ello se desprende de la confesión de uno de los líderes de los paramilitares en la costa del país, producida en el marco del proceso de paz de Colombia. José Gélvez Albarracín, alias El Canoso, actualmente preso, aseguró en 2014 que recibió dinero de Metroagua, una de las filiales controladas por el Canal, en concreto en la localidad de Santa Marta.
El Canoso afirmó que se reunió habitualmente con Diego García, gerente de Inassa, la matriz del Canal para América Latina, y que recibió dinero y cheques de éste y de Jorge Roa, directivo de Metroagua.
Sobre Diego García pesa una orden internacional de detención emitida por el juez Velasco en la operación Lezo. Y su vivienda fue una de las registradas en Colombia hace dos semanas durante una operación conjunta de las fiscalías Anticorrupción española y colombiana. Además, a este directivo se refiere el ex presidente de Inassa, Edmundo Rodríguez Sobrino, en uno de los pinchazos telefónicos como quien había «pagado campañas de presidentes y alcaldes».
«Nos financiaron y [...] el señor Diego y el señor Roa, que eran los gerentes en aquel tiempo de 2002 y 2003, me dieron cheques para poder pagarle a la gente de la urbana que se encargaba de controlar que no se conectaran de manera ilícita al agua que bajaba desde la captación que ellos llevaban porque la estaban desviando», afirmó El Canoso, cuyo testimonio reprodujo esta semana el medio Noticias Uno.
Es decir, los directivos del Canal pagaron a los paramilitares para que protegieran sus conducciones de agua y otros grupos no les robaran. En aquellos años, sobre todo hasta 2006, las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) o paramilitares tenían mucha fuerza en las zonas de la costa, donde precisamente se ubican los negocios del Canal.
El ex líder paramilitar se acogió a la Justicia Especial para la Paz, lleva años en prisión y narró en su confesión los vínculos entre políticos, paramilitares y empresarios, en la que afirmó: «Hay unos terceros afuera amasando unas fortunas, testaferros, políticos y todas estas personas, que se lucraron».
El Canoso, según refieren los medios colombianos, era una suerte de jefe financiero de su grupo, el denominado bloque Resistencia Tayrona de las AUC. Por ello tenía que negociar frecuentemente con políticos y empresarios que desarrollaban su labor cerca de la zona controlada por su grupo.
Los vínculos entre la filial Metroagua y los paramilitares también afectan a otro de sus socios, el empresario William Vélez, que tiene una parte de las acciones de esta sociedad del Canal. En Colombia se ha publicado numerosas veces que este empresario ha pagado a las AUC.
Diego García ha rehusado hablar con EL MUNDO tras varias llamadas de este diario. Recientemente se publicó en este periódico su implicación en la financiación de campañas de políticos colombianos, entre los que se encuentra el actual presidente del país, Juan Manuel Santos.
Al menos tres altos cargos de Triple A, la filial estrella en Colombia de la empresa pública madrileña, pagaron en el año 2010 un total de 75 millones de pesos para la campaña presidencial. Ex trabajadores y directivos del Canal entrevistados por este periódico aseguraron que el dinero provenía de contratos amañados. Además esas cantidades multiplicaban varias veces el sueldo mensual de los directivos, por lo que resulta muy improbable que el dinero fuera de ellos.
Fuentes de Triple A con las que ha podido contactar este periódico en España y Colombia explicaron igualmente que la financiación de campañas también alcanzó al actual alcalde de Barranquilla, Alejandro Char.
El ex presidente madrileño Ignacio González, junto al ex presidente del Canal en Latinoamérica, Edmundo Rodríguez Sobrino, y el ex gerente del Canal fueron espiados en 2009 en un viaje a Cartagena de Indias. Allí, además de reunirse con el alcalde, Alejandro Char, fueron sorprendidos con bolsas blancas llenas de algo que se sospecha que podría ser dinero (según González eran toallas). El medio Noticias Uno afirma en su información sobre El Canoso que los tres entraron en casa de un paramilitar, según las imágenes del vídeo en el que les espiaron.
Miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia, en 2006. | SALUD HERNÁNDEZ-MORA

domingo, 25 de junio de 2017

Qué significa la deuda de 100 años para la Argentina


Príncipes saudíes se oponen a elección de Mohamad bin Salman como príncipe heredero

"Rey saudí dejará el poder a favor de su hijo Mohamad"

Informe: el rey saudí planea retirarse a favor de su hijo Mohamad bin Salman

Alwaght- Unos 21 príncipes saudíes enviaron una carta al rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, en la cual expresaron su oposición por la elección de su hijo Mohamad como el nuevo príncipe heredero.
En esta carta, los príncipes saudíes advirtieron sobre las consecuencias de esta decisión y la brecha y las discrepancias que provocará entre las autoridades saudíes.
Con esta decisión, Arabia Saudí se enfrentará a un futuro vago, advirtieron los príncipes en esta carta.
Además aseveró que esta medida contradice el sistema y la estructura de la lealtad a la familia gobernante.
El rey saudí emitió el miércoles un decreto, según el cual reemplazó al príncipe heredero Mohamad bin Nayef con su propio hijo, Mohamad bin Salman, el príncipe heredero adjunto saudí y ministro de Defensa de Arabia Saudí.
Según este decreto, Bin Nayef ha sido también destituido de su cargo como ministro de Interior, puesto para el que ha sido designado el emir Abdulaziz bin Saud bin Nayef, hasta ahora gobernador de la región del Este de Arabia Saudí.
Mohamad bin Salman fue designado como viceprimer ministro del país y mantendrá asimismo su puesto como ministro de Defensa.
El prominente activista político saudí apodado “Mujtahid” reveló el miércoles que el rey de Arabia Saudí dejará el poder en un futuro próximo a favor de su hijo Mohamad.

QUILOMBOS BAJO LA ARENA

Un miembro de la familia real de Al Saud tuvo cruce de palabras con el recién designado príncipe heredero saudí, Mohamadbin Salman. En una ceremonia celebrada la noche del miércoles en el palacio de Saba, en La Meca, para que los invitados expresaran su lealtad al nuevo heredero de la corona saudí, un miembro de la familia real generó polémica al expresar su rechazo a tal nombramiento.
Las imágenes de un vídeo publicado en la redes sociales muestran a un integrante de la familia real acercándose al flamante heredero del trono saudí mientras lo señalaba con el dedo, de una manera acusatoria, y le hablaba de manera inusual con Bin Salman.
Después de este incidente, uno de los guardias intervino y alejó al interlocutor del príncipe heredero, de 31 años de edad.
El rey de Arabia Saudí, Salman binAbdulaziz Al Saud nombró el miércoles a su propio hijo Mohamad como nuevo heredero del trono saudí en reemplazo a MohamadbinNayef que fue también despojado de su cargo como ministro de Interior.
‘Mohamadbin Salman agravará crisis de Catar con apoyo de Trump’
Autoridades saudíes han prometido lealtad a su nuevo príncipe heredero Mohamadbin Salman, de 31 años, en el Palacio Al-Safa de La Meca.
El gran muftí saudí comenzó la ceremonia dando un breve discurso para prometer su lealtad. Oficiales tribales y príncipes también estuvieron presentes en el acto.
Arabia Saudí declaró al príncipe Mohamadbin Salman como el príncipe heredero del reino, mientras que el príncipe MohamadbinNayef fue relevado de su cargo después de que el rey Salman binAbdulaziz emitiera el miércoles un decreto real.
El analista internacional Renato Vélez aborda el tema en una entrevista con HispanTV desde Santiago de Chile (capital de Chile).
El papel de EEUU en el cambio del heredero al trono saudí
El rey saudí, Salmán bin Abzdulaziz, ha decidido reemplazar a su sobrino, Mohamed bin Nayef, en la línea de sucesión de la Casa Saud en favor de su hijo, Mohamed bin Salmán. La razón tras la decisión del monarca podría deberse a la cercanía de Nayef a ciertos círculos de poder en EEUU, opina el analista Mohamed Masari en su entrevista para Sputnik.
"Esta decisión era de esperar a causa de las diferencias en las opiniones políticas entre el rey y el exheredero. Bin Nayef tiene lazos fuertes con la industria, los militares y la inteligencia de EEUU, que lo califican de 'héroe' en la lucha antiterrorista", aseguró el analista saudí.
El rey Salmán, por su parte, se inclina más hacia los círculos estadounidenses de las altas finanzas, según Masari.
"Hay ciertas personas en Arabia Saudí que apuestan por el apoyo de Donald Trump en la realización de la nueva política interior y exterior de Riad. No obstante, esto acarrea ciertos peligros, ya que no todos en Washington secundan al mandatario actual. De hecho, han iniciado incluso una investigación contra él", recalcó.
Así, por ejemplo, los militares y la industria de EEUU estaban en contra de la decisión de Trump de enviar un buque militar estadounidense a realizar maniobras conjuntas con Catar, recordó Masari.
"Mientras Trump da luz verde al liderazgo de Arabia Saudí en la región, recibe por el otro lado un golpe de los mismos círculos políticos de EEUU", enfatizó.

con los ojos cerrados no se puede apuntar

El Roto