miércoles, 18 de julio de 2018

La marcha de los derrotados tuvo lugar en Moscú el 17 de julio de 1944

EL SANDINISMO CONTRA EMPRESARIOS Y LA IGLESIA

Crece la violencia en una Nicaragua que no encuentra la salida

El gobierno de Daniel Ortega no cede a la exigencia de la oposición para llamar a elecciones e insiste con ceñirse a los tiempos de la Constitución.
(Foto: AFP)
Nicaragua concluyó una semana convulsionada, acaso la más sangrienta y movilizada desde el inicio del conflicto entre el gobierno de Daniel Ortega y la oposición nucleada en la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que pide su renuncia y el adelantamiento de las elecciones, demanda apoyada por parte de la comunidad internacional y que intentó sin lograrlo, imponer esa agenda desde la Organización de Estados Americanos (OEA). El viernes, en el operativo de desalojo de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), tomada por estudiantes opositores al gobierno, murieron dos jóvenes en medio de una violenta represión que los obligó a refugiarse en una iglesia de Managua. Ese mismo día se desarrollaba otra jornada de protesta en que también murieron un policía y un civil en Masaya, un paro nacional de comercios y empresas, y la "Marcha del repliegue", un histórico acto de liturgia sandinista organizada por el gobierno, mientras el Consejo Permanente de la OEA se reunía para tratar la crisis en el país centroamericano, a pedido de Argentina, Canadá, Chile, Estados Unidos y Perú. Allí, la embajadora argentina, Paula Bertol, intentó introducir un proyecto de resolución que llama al diálogo y condena la violencia que en estos tres meses de conflicto registra 270 muertes y más de 1800 heridos, según la Comisión Interamericana de DDHH. Pero el texto también incluyó dos puntos donde se exhorta al gobierno de Ortega a "que considere todas las opciones para lograr la paz" y que "apoye un calendario electoral acordado". La moción, que generó el rechazo de Venezuela y Nicaragua porque no había sido incluida en la agenda, fue indirectamente apoyada por el secretario general del organismo, Luis Almagro. El canciller criticó a las naciones que pretenden "que se cambie el gobierno de Nicaragua rompiendo el estado de Derecho". Denis Moncada habló de "injerencias e intervenciones". Pidió que en cambio, la OEA denuncie "las actividades terroristas que ponen en peligro a la seguridad, la paz y la convivencia de todos los nicaragüenses" que, a su entender, promueven "un golpe de Estado y la ruptura del orden para lograr cambio de gobierno de manera inmediata, rompiendo las reglas del juego que todos los Estados tienen".
La propuesta presentada por Argentina no pudo ser tratada, luego de un debate sobre la cuestión reglamentaria, y quedó a consideración de una nueva asamblea.
El electoral es uno de los puntos en que el presidente Ortega no está dispuesto a ceder. "Aquí las reglas las pone la Constitución de la República a través del pueblo, las reglas no pueden venir a cambiarlas de la noche a la mañana simplemente porque se le ocurrió a un grupo de golpistas", dijo la semana pasada. Ortega, quien fue reelecto en 2016 con más del 70% de los votos, tiene mandato hasta 2021.
En tanto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) puso a disposición su Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI), para contribuir en el desmonte de los polémicos "tranques", cortes de rutas en el país. Tarde, porque fue días después de que el gobierno lanzara una "operación limpieza" para despejar las autovías, lo que generó durísimos enfrentamientos en los que según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) produjeron el lunes 38 muertos, de los cuales cuatro eran policías.
Ese día también hubo un ataque contra obispos por parte de grupos vinculados con paramilitares que tenían asediada la localidad de Diarimba. Hasta el viernes, la Iglesia pensaba continuar como mediadora. El obispo Rolando Álvarez, participante de la mesa de diálogo, dijo que la institución cree que "el diálogo nacional es la única instancia de legitimidad que queda en Nicaragua". Ratificó la vigencia de la mesa, dado que "ni el gobierno ni la Alianza Cívica se han levantado. Continuaremos adelante", afirmó. También dijo que la Iglesia no es "oposición", a pesar de haberse manifestado en línea con algunas demandas opositoras, y vaticinó que "se viene todo lo que se pueda en contra nuestra, en contra de la Iglesia. Y si ya tocaron a los pastores de la Iglesia, ¿qué se puede esperar contra la población civil?".
El conflicto se inició el 18 de abril por el anuncio de una reforma provisional que no se implementó ante el reclamo de las cámaras empresariales, que se trasladó a sectores universitarios y más tarde a todo el arco opositor, y se transformó en un pedido de renuncia del gobierno de Ortega. «
.
El Ejército sirio ha lanzado una de sus operaciones más contundentes en Daraa, liberando una colina estrategia cerca de los altos de Golán.
Según ha comunicado este lunes la agencia oficial de noticias siria, SANA, las Fuerzas Tigre, unidad de élite del Ejército sirio, y las tropas aliadas, han logrado recuperar la colina de Al-Hara, tras hacerse con el control total de las aldeas de Kafr Shams, Um al-Awsaj, Al-Taiha y Zamrin, ubicadas en el noroeste de la provincia Daraa.
En esta gran ofensiva, apoyada por la Fuerza Aérea siria, los soldados sirios han infligido grandes pérdidas en las filas de los terroristas presentes en esta región, especialmente, la alianza extremista Hayat Tahrir Al-Sham, liderada por el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham).
La agencia siria, también, ha publicado unas imágenes en las que muestra al primer grupo de terroristas que se trasladan en 10 autobuses a la ciudad autónoma de Daraa, con rumbo a una región controlada por los grupos armados en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria.
Esto se produce después de que los terroristas se rindieron ante el avance del Ejército sirio; lo que significa la primera evacuación desde que comenzó hace un mes las operaciones de Damasco para liberar la provincia sureña de Daraa.
Otros informes señalan, además, de que las fuerzas sirias han intensificado esta misma jornada sus ataques contra Mozalaz al-Maut, una región controlada por los llamados rebeldes cerca de los altos del Golán, ocupados por el régimen de Israel.
Tras los destacados logros en Daraa, las fuerzas sirias se están preparando para seguir sus operaciones militares en otras regiones sureñas del país. El siguiente objetivo es la estratégica provincia de Al-Quneitra, que limita con Jordania, El Líbano y los ocupados altos del Golán.
La ofensiva siria en Al-Quneitra ha preocupado en grado extremo al régimen de Tel Aviv. Pues Israel teme que si las tropas sirias recuperan el sur del país puedan avanzar hasta la parte ocupada del Golán, meseta siria que controla el régimen de Israel desde 1967.
Los terroristas todavía conservan un área estrecha que separa las provincias de Dar y El Quneitra, a pesar de la toma por el gobierno de los Estados Unidos, principalmente en la provincia de Daria.
Las fuerzas de Bashar Assad el domingo, después de un bombardeo masivo, tomaron el control de la aldea de Mashhara, a unos 11 kilómetros de la frontera de los Altos del Golán, y ahora intentan apoderarse de los picos al sur de la aldea con el apoyo de la aviación rusa y siria

UNA NAZI-USTACHA SIMPA,BUENORRA Y POPULAR...LA EUROPA RACISTA DE SIEMPRE


KOLINDA GRABAR-KITAROVICLa adorable presidenta de Croacia que esconde a una política xenófoba

A pesar de sus gestos cercanos durante el Mundial, la croata lidera un gobierno que ha querido culpar a los migrantes de todos sus problemas.


Emmanuel Macron levanta la mano de la presidenta de Croacia Kolinda Grabar-Kitarovic. REUTERS


Kolinda Grabar-Kitarovic ha sido la otra sorpresa de una apoteósica selección croata en el Mundial. La presidenta lució la camiseta del equipo, se abrazó a jugadores propios y ajenos y celebró como una hincha más las victorias de Croacia. ¿Es una presidenta del pueblo, una populista, o una política de extrema derecha?
Kolinda Grabar-Kitarovic, junto a Emmanuel Macron durante la final del Mundial. REUTERS

La presidenta croata, para quien lo desconozca, se pagó de su bolsillo el viaje al Mundial de Rusia y las entradas para apoyar al equipo nacional. Y viajó en clase turista, como el común de los mortales. Se perdió incluso algún partido por cumbres como la de la OTAN, pero regresó hasta la finalAsí generó titulares en todo el mundo, algunos muy sensacionalistas por sus abrazos con el presidente francés, Emmanuel Macron. En nuestro país el diario ABC la presentaba como “madre de familia y amante del deporte” (la primera, una de esas cualidades que brillan por su ausencia cuando se habla de los hombres). El diario AS hablaba de “la presidenta del fair play”. Pero hay otras facetas más allá de la deportiva y desde luego, más allá de la justa.
Kolinda Grabar-Kitarovic, junto a Emmanuel Macron durante la final del Mundial. REUTERS
Aunque ahora se concede mucho valor al gesto poco ortodoxo de celebrar los goles fuera del protocolo, Grabar-Kitarovic, que también descontó de su salario los días que pasó en el Mundial, ha conseguido con estos gestos ganar popularidad. Una estrategia necesaria en un momento en que las encuestas le daban un punto bajo y cuando además el país celebra elecciones el año que viene.
No es casual el alarde de modestia. En 2010 se conoció que mientras desempeñaba el cargo de embajadora en Estados Unidos, utilizó el vehículo oficial para viajes privados y muchos de ellos los hizo su marido. Grabar-Kitarovic devolvió el dinero malgastado de su bolsillo, pero sólo cuando se conoció la noticia.
Como señalaba The Guardian, Grabar-Kitarovic despierta sentimientos encontrados en Croacia, un país de apenas 4 millones de habitantes. Para unos “es una madre patriótica que apoya fervientemente al equipo”, mientras para otros su presencia en el Mundial “fue un ejercicio de relaciones públicas descaradamente hiperpopulista”. Muchos en Zagreb se quejaban el día de la final de que no actuara de una manera más “presidenciable”, de acuerdo con un compañero periodista que cubrió el partido desde la plaza principal de la capital.
La presidenta de Croacia reacciona a una jugada, en el palco junto a Vladimir Putin y Emmanuel Macron. REUTERS
Las redes elogian estos días su “feminismo femenino” (los misóginos), su complicidad con el pueblo al vestir la camiseta deportiva de la selección, su desparpajo o su brillo en la fiesta de la masculinidad, como rezaba un titular de El País. Pero el partido de la presidenta, la ultraconservadora Unión Democrática Croata, ganó las elecciones en diciembre de 2014 con un programa con tintes racistas que atacaba directamente a los refugiados. En plena campaña propuso que se construyeran vallas como las de Hungría para evitar la entrada de los migrantes al país, en su huída desesperada a través de los Balcanes.
Grabar-Kitarovic también se opuso a las cuotas de reparto de migrantes que la Unión Europea acordó en 2015 para reubicar a 160.000 refugiados. De los 1.600 que le tocaban, Croacia aceptó sólo a 100, el 6% del total. Aunque su papel como jefa del Estado limita su acción a las relaciones internacionales, Grabar-Kitarovic es la encargada de nombrar al primer ministro que guía la política interior y exterior de Croacia. No decide las iniciativas legislativas del país, pero sí da su opinión en los medios cuando es preguntada, lo que evidentemente influye en el gobierno.
Kolinda Grabar-Kitarovic celebra un gol. REUTERS
Amnistía Internacional ha criticado en los últimos dos años las discriminaciones que ejerce Croacia: “las personas refugiadas y migrantes que entraron en el país de forma irregular fueron devueltas sin que tuvieran acceso a un proceso de solicitud de asilo efectivo”. La ONG croata Are You Syrious? que lleva años documentando el trasiego de refugiados a través de los Balcanes, denunció que entre enero y abril de 2017 Croacia denegó al menos 30 solicitudes de asilo, incluidas las de familias con niños “por motivos de seguridad”. Como las observaciones a las solicitudes se clasificaron de “confidenciales”, los migrantes no podían recurrir la decisión del Ministerio del Interior.
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea señaló hace un año a Croacia que tenía que hacerse responsable de examinar las solicitudes de asilo de todos aquellos refugiados que cruzaron su frontera en masa durante 2015 y 2016. La mayoría eran afganos y sirios que entraron desde Serbia y se quedaron en el país por el rechazo de Eslovenia a aceptar su entrada, después de que Croacia los transportara hasta allí, como contó este medio en su momento. La intención de Croacia es que pidieran protección internacional en el país vecino, cosa que Eslovenia y Austria denunciaron ante el tribunal europeo.
El último ataque xenófobo contra los refugiados ha sido la Ley de Extranjería, reformada hace un año para prohibir la asistencia a necesidades básicas como la vivienda, la salud, el saneamiento o la alimentación a los inmigrantes en situación irregular. Se salvan sólo personas en “casos de emergencia médica o humanitaria o en situaciones de peligro mortal”, como señala Amnistía Internacional.
Prestar ayuda humanitaria a los refugiados estuvo también a punto de convertirse en un delito penado con multas de hasta 3.000 euros. La propuesta partía del gobierno presidido por Grabar-Karitovic, que quería pedir así a quien alojara a migrantes en situación irregular. Aunque la propuesta no ha salido adelante, la ley sí castiga ahora a quien ayude a entrar o a transitar a estas personas por el país.
Por si fuera poco, Grabar-Kitarovic se fotografió hace un par de años con la bandera de la Ustasha, una banda terrorista que se alió con los nazis en 1929 para perseguir a judíos, gitanos, bosnios y serbios musulmanes. Sus miembros buscaban la independencia de Croacia y la creación de un Estado supremacista en el que los croatas estuvieran por encima del resto de “razas”. Grabar-Kitarovic le quitó importancia diciendo que la bandera había ondeado en el Parlamento el día que consiguió la independencia.


“Qué chingón que ganó el equipo de hijos de migrantes”

“Ay mira, qué buena onda es la presidenta de Croacia”.

La contradicción.
La presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kiratovic, posando feliz con la bandera del régimen pronazi y racista de los ustasha que gobernó Croacia durante la 2a GM. pic.twitter.com/Sc8jfgKlUb

Ver imagen en Twitter
El discurso antiinmigración empieza a campar a sus anchas por un país donde sus habitantes, que han visto el paso masivo de refugiados hacia Alemania -ninguno quiere quedarse en Croacia- son cada vez más negativos en cuanto al futuro del país. Sumado a la desconfianza hacia las instituciones, que han protagonizado diversos casos de corrupción en los últimos años. Entre ellos el del empresario Zdravko Mamic, declarado culpable de haber cobrado suculentas comisiones en el traspaso de futbolistas en Croacia, entre ellos el famoso Luka Modric, cuando fue transferido en 2008 del Dinamo de Zagreb al Tottenham. El jugador también fue condenado por falso testimonio en el caso del magnate. Mamic se escapó entonces a Bosnia, de donde no podrá ser extraditado a Croacia porque misteriosamente consiguió la nacionalidad.
La economía croata está lejos de mejorar después de la recesión y el país está a punto de perder la cifra de 4 millones de habitantes por la emigración económica, como señala el filósofo croata Srecko Horvat: “la mayoría jóvenes sin un trabajo que les proporcione un futuro”. En ese ambiente, el concepto de patriotismo se encarna en los deportistas de élite. Y saca a millones a la calle, aunque sea para olvidar que la realidad está muy lejos de la idealización de Grabar-Kitarovic. 

martes, 17 de julio de 2018

¿QUE LES QUEDA A LOS MERCENARIOS EXTRANJEROS EN SIRIA?

¿Qué partes de Siria quedan en poder de los terroristas?

Hace ahora dos años que los terroristas sufren fracasos consecutivos frente al Ejército sirio y las fuerzas aliadas desde Alepo a la Guta Oriental y la provincia de Daraa aunque su presencia en las tierras sirias se ha reducido en el momento actual hasta el nivel más bajo desde 2011.
Con el avance de las fuerzas del Ejército y sus aliados a lo largo de estos últimos años, y los fracasos sucesivos de los terroristas en diversos frentes de Siria, los terroristas se encuentran en dificultades y nadie puede ayudarles, ni siquiera Israel, con todos sus últimos ataques contra el territorio sirio.
La presencia de los terroristas ha quedado reducida a una pequeña parte de la provincia de Daraa y algunas otras de la provincia de Quneitra.
También existe una presencia de los grupos armados en partes determinadas del Rif septentrional de Hama. Hay que citar también la parte norte de la provincia de Alepo y la mayor parte de la provincia de Idleb, que constituye el principal bastión de los terroristas, en especial del Frente al Nusra, en la actualidad.
En total, se calcula que sólo el 9% de todo el territorio sirio está ocupado por los grupos armados y los terroristas mientras que el 3% está todavía en manos del Daesh, según fuentes mediáticas y militares sirias.
Los restos del Daesh se concentran en una parte de la provincia de Deir Ezzor, en el este de Siria, cerca de las fronteras con Iraq. Otro pequeño enclave del Daesh existe también al oeste de la provincia de Daraa.
En lo que se refiere a las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo, o kurdos sirios, ellas no dominan más que el 25% de las regiones del norte y el este del país, sin contar Afrin, que están bajo el control de militantes aliados de Turquía y el Ejército turco.
Una simple comparación de los mapas actuales que muestran los campos de batalla en Siria ahora con los de hace varios meses muestra las victorias acumuladas por el Ejército y sus aliados. Es posible afirmar así que los planes para el desmembramiento de la región, y en especial Siria, en pequeños países débiles, incapaces de resistir a EEUU e Israel, han fracasado en su totalidad.

CROACIA SIEMPRE FUE UNA COLONIA NAZI DIRIGIDA POR ANTE PAVELIC,POR CIERTO,PERONISTA

CROACIA,PAIS DE LOS USTACHAS
Rakitic junto a ThompsonRakitic junto a Thompson
Rakitic junto a Thompson INSTAGRAM DE IVAN RAKITIC